La epidemia del Coronavirus ha demandado la utilización de geles y líquidos desinfectantes, que se han generalizado y convertido en uso común de los ciudadanos.

 

La respuesta que han dado los fabricantes han sido botellas de 0,5 y 1 litro, válidas para establecimientos y lugares de poco tráfico, pero totalmente insuficientes e inadecuadas para puntos de mucho tráfico y alta rotación de público. Jofel, además de la anterior gama de productos en sus diferentes versiones y capacidades, lanzó diversas opciones y modelos para diferentes utilizaciones y colocaciones. Conscientes de las necesidades del mercado no satisfecho, lanza la estación de dispensación que, con una capacidad de 15 litros, viene a dar respuesta a las peticiones de un producto adaptado a las necesidades existentes. Además de sus 15 L de capacidad, incorpora otras ventajas importantes como: accionamiento por pedal, lo que le convierte en “Non touch manual“; bandeja desmontable de fácil limpieza y que evita el encharcamiento del suelo por la recogida del gel que se pueda desprender; gran puerta posterior para facilitar la operatividad, provista de cerradura y tirador; base sólida, estable y pesada para evitar oscilaciones; al ser autónoma, permite la movilidad y el desplazamiento a voluntad en función de necesidades que puedan surgir. Además, su uso generalizado la convierte en un referente universal, no precisando ni baterías ni energía para su funcionamiento mecánico, lo que le asegura una larga duración y vida útil.